Spanair solicita concurso de acreedores con una deuda disparada hasta los 474 millones

El juez Marchena inculpa a Garzón por cohecho impropio
enero 27, 2012
¿Por qué espera el Gobierno que baje el precio de los pisos?
febrero 3, 2012

Spanair solicita concurso de acreedores con una deuda disparada hasta los 474 millones

La compañía pugna con sus pilotos para controlar el concurso. Sepla ha pedido un concurso necesario de acreedores para llevar el peso del proceso. La compañía anuncia un ERE para sus 2.075 empleados. Ryanair reclama al juez que no permita que la aerolínea reciba más ayudas públicas.

Pugna por ver quién ‘pilota’ el concurso de acreedores de Spanair. La compañía ha presentado a primera hora de hoy el concurso voluntario de acreedores con un pasivo de 474 millones de euros, y no los en torno a 300 millones que se conocían hasta ahora. Sin embargo, el sindicato de pilotos Sepla asegura haberse adelantado a la compañía y haber presentado una solicitud de concurso necesario para Spanair, lo que le haría tener un papel relevante en el proceso a partir de ahora.

Fuentes judiciales citadas por Efe apuntan que la voluntad del equipo legal de Spanair, representada por el bufete de abogados Roca i Junyent, era que el concurso se declare lo antes posible precisamente para evitar que alguno de los acreedores solicitara el concurso necesario, lo que dificultaría mucho el margen de maniobra en la gestión de la crisis de la aerolínea.

Los pilotos de Spanair aseguran haberlo conseguido. La sección sindical de de Sepla en Spanair ha presentado esta misma mañana ante el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona una solicitud de concurso necesario de acreedores. Con esta acción, los pilotos de Spanair pasarían a llevar el peso del concurso de acreedores en detrimento de la propia dirección de la compañía aérea.

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, había anunciado esta mañana que la compañía presentaría hoy concurso de acreedores. En una entrevista a Rac1, Soriano ha explicado que el concurso se ha preparado durante este fin de semana, “a pesar de que había piezas que aún no estaban listas” y que se presentaría este mismo lunes. “Tenemos que ser muy diligentes y hacerlo todo muy rápido”, ha señalado Soriano, que ha indicado que la aerolínea conseguirá generar activos con la venta de los aviones, aunque todos ellos los opera en alquiler.

La deuda se dispara a los 474 millones
La compañía aérea, controlada por varias compañías y entidades públicas dependientes de la Generalitat catalana y el Ayuntamiento de Barcelona, anunció el cese de sus operaciones el pasado viernes ahogada por sus problemas financieros. El cierre de Spanair, que ha dejado en tierra a decenas de miles de pasajeros, se produjo después de que no fructificaran las negociaciones con Qatar Airways para que entrara como socio industrial en su accionariado y por la negativa de la Generalitat de seguir inyectando fondos (la compañía ha recibido alrededor de 150 millones en fondos públicos durante los últimos años).

Ante la negativa de la Generalitat a seguir financiando los planes de la compañía y la ausencia de un socio industrial que la rescatara de la quiebra, la aerolínea recurre a la antigua supensión de pagos, dejando en el aire el pago 474 millones de euros en deudas y con apenas activos para poder hacer frente a estos compromisos. El concurso de acreedores recoge ese volumen de deuda, que dispara la cifra de entre 300 y 350 millones que se manejaba hasta ahora.

Según las cuentas de la aerolínea que aún preside Ferran Soriano los activos se limitan a 123 millones de euros en aplicaciones informáticas, piezas de avión, inmuebles y mobiliario. El principal acreedor de Spanair es la aerolínea sueca SAS, propietaria del 10% de la compañía y antiguo máximo accionista hasta 2009, que reconoce en sus cuentas que la empresa española le adeuda 165 millones de euros.

ERE para los 2.000 trabajadores
En paralelo, la dirección de Spanair ha informado hoy a sus trabajadores de que presentará en los próximos días un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción para el conjunto de la plantilla, que afectará a un total de 2.075 trabajadores. Los responsables de la aerolínea han dado a conocer a los trabajadores sus planes sobre la gestión del cierre de la aerolínea durante una reunión multitudinaria que han mantenido en las oficinas de la sede de la empresa en Barcelona, según fuentes de la compañía.

Unos 300 trabajadores de Spanair han respondido a la convocatoria que había hecho la empresa para explicarles directamente la situación que atraviesa la aerolínea, que suspendió abruptamente el pasado viernes día 27 sus operaciones y que hoy ha presentado concurso de acreedores. Por parte de la empresa han acudido a la reunión el director general y los responsables del departamento de Recursos Humanos.

Los trabajadores afectados por el ERE son, en concreto, 932 auxiliares de vuelo, 395 pilotos, 325 personas adscritas a servicios generales, 192 que se dedican al mantenimiento de aeronaves, 196 que trabajan en oficinas de ventas y 35 de almacenes.

Ryanair también va al juez
Por otro lado, la aerolínea de bajo coste Ryanair ha presentado ante el juzgado mercantil número tres de Barcelona una solicitud de demanda de medidas cautelares para evitar que Spanair pueda recibir más ayudas públicas durante el proceso de concurso de acreedores que se abre ahora, según informa Efe.

La demanda, que no aporta más pruebas que recortes de periódicos, según las mismas fuentes, quedará resuelta en las próximas horas. Previsiblemente, esta petición de medidas cautelares quedará aplazada a la espera de que se llame a declarar a los responsables de Spanair.

Sin apoyo público… sin futuro
Ferran Soriano ha asegurado que Spanair tenía preparado un “plan de emergencia” ante la posibilidad de que los accionistas, es decir, Ieasa -formada por Avançsa, Volvat 2009, Iticsa, Fira de Barcelona, Catalana d’Iniciatives y Cimalsa- dejara de invertir en la compañía. El presidente de Spanair ha admitido que lo que precipitó el cierre de la aerolínea fue la negativa de la Generalitat a seguir invirtiendo, lo que prevaleció por encima de la retirada de Qatar Airways.

“Que Qatar se retiraba se nos comunicó el viernes, pero lo más importante fue que los accionistas, la Generalitat entre ellos, decidieron no aportar más dinero, y entonces fue cuando tuvimos que tomar decisiones”, ha afirmado en una entrevista a Catalunya Ràdio. “Siempre hemos tenido a la Generalitat apoyándonos, pero hay un momento en que decide que ya no se tiene que empujar más este proyecto. Y no sólo lo ejecutamos, sino que lo entendemos perfectamente”, ha admitido Soriano.

Soriano ha reiterado que Qatar Airways no era la única opción que contemplaba Spanair, aunque era la que había avanzado más, llegando a firmar documentos y diseñando un plan de futuro. Sin embargo, ha insistido en que los posibles socios industriales dejaron de tener importancia ante la retirada de apoyo de la Generalitat: “En el momento en que los accionistas deciden que ya no quieren trabajar más es irrelevante cuántos posibles socios había. No es una cuestión de qué opciones han fallado y por qué, si no la decisión de los accionistas de seguir empujando el proyecto”.

¿Faltó tiempo?
Según ha explicado hoy Soriano, se hizo mucho trabajo durante el último mes para encontrar soluciones y garantías para los potenciales accionistas, pero que no se encontró una solución satisfactoria, y ha señalado que “si hubiera habido más tiempo o las condiciones del entorno hubieran sido más favorables, hubiera sido más probable encontrar un socio”.

Asimismo, ha afirmado que las decisiones “podrían haber sido diferentes si no hubiera habido el ruido que hubo el viernes”, ya que ha reiterado que el cierre abrupto de la aerolínea fue debido a los rumores, que condicionaban la seguridad aérea, debido a la incertidumbre generada en los trabajadores. El presidente de Spanair ha explicado que la compañía ha pagado 1.000 euros a todos sus trabajadores, y que el resto se abonará “lo antes posible”, y ha manifestado que es posible que haya ofertas de otras aerolíneas para absorber parte de sus empleados.

Hoy, 15.000 pasajeros afectados
El cierre de Spanair afectará hoy a 15.386 pasajeros, que tenían billetes para viajar en los 143 vuelos programados inicialmente por la compañía en todos los aeropuertos en los que operaba. egún los datos facilitados por la aerolínea, de estos 15.386 pasajeros, un total de 8.860 corresponden al aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona), donde Spanair concentraba la mayoría de su actividad.

De los 143 vuelos programados por Spanair para hoy, 85 corresponden al aeropuerto de Barcelona, 56 al de Barajas (Madrid) y dos a otras instalaciones aeroportuarias. Estos viajeros se suman a los 23.000 que han vistos cambiados sus planes este fin de semana después de que la aerolínea suspendiera de manera abrupta sus operaciones el pasado viernes por la tarde.

Las tres compañías que pactaron con el Gobierno ‘billetes de rescate’ para los pasajeros afectados han ampliado hasta el próximo viernes, 3 de febrero, el plazo para poder beneficiarse de un vuelo con descuento, aunque hoy se acaba el plazo para la compra del nuevo billete, a cuyo precio hay que añadir las tasas aeroportuarias. Así lo anunció ayer el responsable de marketing de Vueling en el aeropuerto de El Prat, Lluís Pons, cuya compañía está asumiendo la mayor parte de la recolocación de los pasajeros afectados por la crisis, de lo que también se encargan Air Europa e Iberia

Fuente: Expansión

Comments are closed.