Embargan el patrimonio inmobiliario de los Ruiz-Mateos y las obras de arte

¿Hace falta otro Código Penal para castigar los gestores públicos?
enero 22, 2012
Gallardón implantará una nueva tasa para recurrir en los tribunales
enero 26, 2012

Embargan el patrimonio inmobiliario de los Ruiz-Mateos y las obras de arte

El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha ordenado el embargo de todo el patrimonio inmobiliario, coches, obras de arte y objetos de valor de la familia Ruiz-Mateos, ante las sospechas de que los fundadores de Nueva Rumasa estaban intentando deshacerse de sus propiedades a través de terceros.

En concreto, la Audiencia Nacional ha localizado un total de 220 inmuebles en España propiedad de la familia Ruiz-Mateos, repartidos por la geografía española, así como varias fincas rústicas, vehículos de alta gama y un centenar de obras de arte, según han confirmado fuentes judiciales.

Precisamente esta tarde iban a ser subastados varios de los cuadros propiedad de los Ruiz-Mateos en la casa de subastas Ansorena, puja que finalmente ha sido suspendida.

La subasta de estas pinturas antiguas fue denunciada ante la Audiencia Nacional, por el ex abogado de José María Ruiz-Mateos, Joaquín Yvancos. Sin embargo, la orden de embargo, llega cuando muchos cuadros y obras de arte pueden haber salido ya de España.

“Aquí en las bodegas y oficinas y casas de Jerez, la Familia Ruiz-Mateos se ha llevado ya muchos cuadros, esculturas y muebles de valor”, afirman uno de los inversores de Nueva Rumasa.

La orden de embargo por parte de la Audiencia Nacional se toma después de que el miércoles, la policía judicial registrara durante cerca de 15 horas el domicilio familiar de los Ruiz-Mateos, en Somosaguas (Madrid).

De madrugada, la Policía abandonó la vivienda con varias cajas y bolsas que contenían diversa documentación incautada en el inmueble así como discos duros de los ordenadores.

Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) registraron otras siete propiedades de la familia Ruiz-Mateos, entre ellas una oficina al lado de la residencia familiar, que estaba oculta en el sótano del chalé, en el que vivió un ejecutivo de Nueva Rumasa.

Unos 4.000 inversores invirtieron en pagarés de Nueva Rumasa –a través de las 13 emisiones conocidas hasta ahora– más de 337,37 millones de euros, de los que a día de hoy aún faltan por pagar más de 289,11 millones, el 75% de lo captado, contando el principal más los intereses.

Pero hay además varios miles de ahorradores en Andalucía, Castilla-La Macha, Madrid, Cataluña y Extremadura, que se han quedado atrapados en ‘El banquito’ de los Ruiz-Mateos, un ‘chiringuito’ financiero ilegal, que durante décadas ha captado de forma ilegal el dinero de particulares como si de un banco se tratara y que desde hace meses investiga la Fiscalía Anticorrupción.

Fuente: El Mundo

Comments are closed.